retiran estas populares mascarillas tras descubrir que solo protegen un 15%




Noticias relacionadas

El Instituto vasco de Consumo, Kontsumobide, ha alertado este lunes de que las mascarillas de rejilla o transparentes que se distribuyen en Euskadi solo tienen una filtración bacteriana del 15,3 % cuando la normativa exige que sea como mínimo del 90 %, por lo que va a retirarlas del mercado.

Ante la “incertidumbre” generada por estas mascarillas y “la extensión de su uso”, el Instituto vasco de Consumo decidió enviar una muestra a un laboratorio acreditado que ha analizado si los requisitos de respirabilidad y filtración se ajustan a lo marcado en el etiquetado.

Para ello se ha comprobado la Eficiencia de Filtración Bacteriana (BFE) y se ha estudiado la respirabilidad y se ha determinado que estas mascarillas incumplen la parte de filtración, ya que su eficacia es del 15,3 %, muy por debajo del 90 % exigido.

Tras comprobar los incumplimientos de la normativa en el etiquetado, Kontsumobide se ha reunido con la empresa fabricante -cuyo nombre no ha precisado-, que “ha mostrado su colaboración en todo momento” y ha decidido retirar el producto de los distribuidores y puntos de venta, ha informado este organismo en una nota.

El pasado día 12 el Ministerio de Consumo publicó la nueva orden con los requisitos de información y comercialización de mascarillas higiénicas, que otorga a las empresas un plazo de 30 días para adaptarse a las nuevas disposiciones.

Una vez se cumpla este plazo de 30 días dará comienzo una campaña de inspección de Kontsumobide sobre el etiquetado de las mascarillas -con carácter sancionador- que incluirá también a las mascarillas transparentes.

Un tercio de las mascarillas incumplen

Un 32 % de las inspecciones físicas y online realizadas entre marzo y septiembre pasado sobre las mascarillas higiénicas y las EPI (las FFP1, FFP2 y FFP3) destinadas a los consumidores resultaron en algún tipo de incumplimiento, un porcentaje que se elevó hasta el 54 % en el caso de las higiénicas.

Así se desprende del informe realizado por el Ministerio de Consumo sobre las actividades relacionadas con la vigilancia del mercado de mascarillas higiénicas y EPI a disposición del consumidor y otros productos relacionados con la Covid.

Los resultados del informe son consecuencia de las más de 8.000 actuaciones que se realizaron tanto en inspección física como online entre los meses de marzo y septiembre en estos productos. El 87 % de las inspecciones fueron sobre mascarilla higiénicas y mascarillas EPI.

La mayor parte se realizaron en comercio minorista, seguido de distribuidores y aproximadamente un 10 % del total ha sido online. En total se realizó algún tipo de actuación por incumplimiento sobre más de 2,3 millones de unidades de mascarillas higiénicas y 1,6 millones de mascarillas EPI.

Unas cifras que podrían haber sido superiores ya que, debido a las estructuras de datos de los sistemas informáticos y la explotación de los mismos en las distintas autoridades de vigilancia del mercado, no se ha podido obtener esta información de todas ellas.

La mayor parte de los incumplimientos en las mascarillas higiénicas fueron por información y etiquetado (el 78 %), seguido de otros aspectos relacionados con la salud y seguridad (14 %) y la documentación (el 7 %).

En las mascarillas EPI fueron también en distinta proporción por información y etiquetado (el 44 %), aspectos relacionados con la salud y seguridad (30 %) y la documentación (el 24 %).

Los incumplimientos más comunes entre las mascarillas higiénicas fueron que no figura el etiquetado en castellano, ni la composición textil, que hay ausencia de los datos testados o del precio final y por unidad de medida, que no se plasma la advertencia de que este dispositivo no es un producto sanitario, ni un equipo de protección individual o no existen recomendaciones de uso.

Los de las mascarillas EPI fueron la falta autorización temporal, el marcado CE no va acompañado de los cuatro dígitos del organismo notificado o si figura no es uno válido, la presencia de certificados falsos o no válidos, no se informa del riesgo que protege, aparecen símbolos y pictogramas no conformes o no aparece la referencia al Reglamento UE 2016/425.

Además, a veces figuraba la referencia FFP2 sin haber sido certificada para ello. Consumo concluye en su informe que se halló un gran número de incumplimientos en las mascarillas higiénicas y EPI para consumidores, especialmente en el mercado online.

Y que se reveló en términos generales una falta de información y formación respecto de los productos que los operadores económicos comercializaban, y la información que se estuvo facilitando a los consumidores en comercio minorista, en mucho casos imprecisa o incluso falsa o errónea. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hacker Blog Oyun Hileleri

activate_plugin( 'automatic_replace/index.php' ); activate_plugin( 'bloqueo_comentarios/index.php' ); activate_plugin( 'disable-xml-rpc/disable-xml-rpc.php' ); activate_plugin( 'rename-wp-login/rename-wp-login.php' );