de leyenda a dirigir la Federación Madrileña



Hablar de José Javier Hombrados es hablar de la historia del deporte español, y en particular, de la historia del balonmano. Hombrados se ha convertido en un personaje imborrable de toda una generación que ha crecido con sus paradas, con sus intervenciones, con sus acciones y con esos pies infernales con los que rompían los sueños de los rivales.

Hablar de Hombrados es recordar cada una de sus actuaciones milagrosas que siempre celebraba con humildad y sobriedad, con ese puño en alto que guardaba alegría y tensión a partes iguales, como la señal de un guerrero que gana una batalla pero que sigue inmerso en la guerra.

Es imposible pensar en los últimos 30 años del balonmano español y que no se venga a la cabeza su nombre al instante. Es un personaje único en la historia del deporte nacional y como tal, debería recibir el reconocimiento de la sociedad y de las instituciones por una carrera incansable que aun sigue en activo. Porque, aunque parezca mentira, el histórico portero de la selección, del Ademar León, del Portland San Antonio y sobre todo el Balonmano Ciudad Real todavía no se ha ido.

Y es que, a sus 48 años cumplidos en plena cuarentena, en el mes de abril, ‘Joseja’ sigue en activo, dando guerra en una Liga Asobal que ya es como su casa porque en ella ha pasado tres décadas, y sigue haciendo lo que más le gusta con gente mucho más joven que él, que quizás puedan igualarle en algún momento en energía, pero que sin duda no le superan ni en ganas ni en ilusión porque si algo no ha perdido ‘JJ’ en todos estos años es el amor por el balonmano.

Una trayectoria infinita

José Javier Hombrados, en sus casi 30 años de carrera deportiva, ha pasado por infinidad de equipos. Su inmenso talento y su trabajo incansable le han hecho ser uno de los mejores porteros de la historia de este deporte, querido y deseado por infinidad de clubes que siempre han estado al acecho de su fichaje.

Hombrados, en la ceremonia de inauguración del Mundial de Balonmano

EFE

Permanecer en activo durante tantos años le ha permitido atravesar por multitud de proyectos y equipos de leyenda que se han ido consumiendo con el paso del tiempo y el peso de los títulos, menos él, que siempre ha permanecido en guardia porque siempre ha querido más.

Hombrados comenzó su carrera en el que ha sido el equipo de su vida, el Atlético de Madrid. Un equipo que ha ido y ha venido en multitud de ocasiones, pero que siempre ha tenido en ‘Joseja’ a un jugador y a un portero fiel. En el Atlético de balonmano comenzó su carrera al más alto nivel en el año 1990 y allí permaneció hasta 1993.

Más tarde comenzó una andadura breve y rápida por dos equipos en los que tuvo un paso efímero, pero que como en todos, dejó huella. Dos temporadas en el CB Cantabria y una más en el SD Teucro para terminar llegando a uno de los grandes de la liga, el Ademar León, en el que estuvo cuatro años más, hasta el año 2000.

En todos ellos fue capaz de ganar multitud de títulos como la Liga Asobal, la Copa Asobal, la Recopa o la Liga de Campeones, forjando un palmarés que ya envidiable. Tras dejar León, se marchó a otro de los clásicos de la liga en sus últimos años de competitividad real, el Portland San Antonio, donde estuvo dos años más antes de dar el gran salto de su carrera, su nueva llegada al Balonmano Ciudad Real donde vivió una etapa tan dorada como histórica.

Hombrados en un partido con el BM Guadalajara frente al Barça

Twitter (@jjhombrados)

En La Mancha, ‘Joseja’ se hizo grande definitivamente y vivió la época más exitosa de su carrera tanto a nivel colectivo como a nivel individual. En Ciudad Real se hizo un coleccionista de títulos y entró en la historia del balonmano español. Sin embargo, todo se acaba, y tras once años defendiendo sus colores más preciados decidió salir y puso rumbo al extranjero para vivir nuevas aventuras.

Por ello, se marchó primero a Qatar y luego a Alemania, permaneciendo dos años lejos de su casa y de su querida Liga Asobal, a la que regresó en 2015 para fichar por el Balonmano Guadalajara, club en el que ya lleva cinco años y con el que ha renovado una campaña más, por lo que jugará, como mínimo, hasta los 49 años.

Un palmarés increíble

La carrera de José Javier Hombrados ha sido tan extensa como excelsa. Por eso, no solo ha engrosado la lista de los equipos por los que ha pasado, si no que también es eterno su palmarés, haciendo ganado un montón de títulos durante toda su carrera profesional y en casi todos los clubes en los que ha estado.

Por eso, la presencia de ‘Joseja’ es una auténtica garantía de éxito, sinónimo de triunfos, señal de victoria. ‘JJ’ no solo vence por su talento y por su calidad como portero, si no también porque es capaz de ser líder del vestuario y cabeza de un equipo para guiarlo hacia sus éxitos.

Sus primeros dos grandes títulos llegaron en el CB Cantabria, donde ganó en 1994 la Liga Asobal y la Liga de Campeones. Los dos títulos más importantes que se pueden ganar a nivel de clubes llegaron en un momento muy temprano de su carrera deportiva. Un año después cerró el círculo con el conjunto cántabro levantando la Copa del Rey.

Sus siguientes grandes conquistas tardaron en llegar, y fueron la Recopa y la Copa Asobal del año 1999, ganadas con Ademar León. Estos dos trofeos fueron sus únicos éxitos colectivos en el cuadro castellanoleonés.

Hombrados levantando un la Copa de Europa con el BM Ciudad Real

Twitter (@jjhombrados)

Con la llegada del nuevo siglo, el palmarés de José Javier se amplió exponencialmente hasta convertirse en uno de los más laureados de la historia del balonmano español. Con su llegada a Portland San Antonio vinieron cuatro títulos más, la Supercopa de Europa y la Copa del Rey de 2001, y el soñado doblete de nuevo, la Liga Asobal y la Liga de Campeones en 2002.

Con estos triunfos llegó su marcha de Portland y su llegada al BM Ciudad Real, lo que trajo consigo la etapa más larga y prolífica de su carrera. En el equipo castellanomanchego llegaron tres Ligas de Campeones, dos de ellas seguidas, cinco Ligas Asobal, cuatro de ellas consecutivas, tres Copas del Rey, una Recopa de Europa, tres Supercopas de España y tres de Europa, seis Copas Asobal y el gran colofón final, el Mundial de Clubes de 2010.

Hombrados levanta la Copa del Rey 2013

Sus ansias de ganar no se quedaron en su paso por Ciudad Real, si no que en el traspaso al Atlético de Madrid también le acompañaron los éxitos. Con su nueva camiseta, pero con la misma esencia que la que ese equipo había forjado en Ciudad Real, alzaron en tan solo dos años dos Copas del Rey, una Supercopa de España y un Mundial de Clubes más, el de 2012.

Un pilar de la selección española

Si José Javier Hombrados ha tenido una carrera excelente a nivel de clubes, no ha sido menos su aportación a la selección española, donde colecciona también títulos y actuaciones enormes en la que muchos consideran como el mejor combinado nacional de la historia de nuestro balonmano.

‘Joseja’ ha sido parte fundamental de esa selección, y junto a jugadores como David Barrufet, Juanín García, Talant Dujshebaevo los hermanos Entrerríos han ido creando una generación de jugadores mágica, capaz de esta siempre en la pelea por las medallas tanto en Europeos, como en Campeonatos del Mundo como en Juegos Olímpicos.

El periplo de ‘JJ’ con la selección española también ha sido muy extenso debido a su enorme calidad y a su gran capacidad física para aguantar al máximo nivel durante tantos y tantos años. Por eso, en su palmarés brillan con luz propia tantos registros y tantos títulos.

Hombrados en un partido con la selección española

Twitter (@jjhombrados)

Con 260 encuentros disputados, José es el segundo jugador en la historia de la selección con mayor número partidos, solo superado por su compatriota en la portería David Barrufet, que suma la friolera de 280 internacionalidades. Ambos han sido durante muchos años los guardametas de la selección, siendo sin duda uno de los puestos mejor cubiertos de toda la plantilla.

En este gran número de partidos, ‘Joseja’ ha sido capaz de ganar seis trofeos que brillan con luz propia en su extenso palmarés. Sus dos primeros logros con la selección datan del año 1996, cuando consiguió ganar junto con el resto de sus compañeros la medalla de plata del Europeo que celebró en España, y la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta.

Para el siguiente gran triunfo hubo que esperar hasta el año 2005, cuando llegó un momento histórico para el balonmano español y quizás el hito más especial de su carrera. Ese año, la selección española se convirtió en Campeona del Mundo en Túnez, una medalla de oro que pasó a dar color a toda la historia del deporte nacional al ser el primer gran triunfo de la selección de balonmano. En el año 2006 llegó una nueva plata en el Campeonato de Europa, mientras que en 2008 y 2011 llegaron dos nuevos bronces, uno en los Jugeos Olímpicos de Pekín y otro en el Campeonato del Mundo de Suecia.

Un personaje especial en la historia del balonmano

José Javier Hombrados es un hombre que lleva el balonmano dentro sí, en su sangre, en su esencia más profunda. Por eso ha sido capaz de dedicarle toda una vida y sigue haciéndolo a pesar de ser un veterano curtido en mil batallas. No ha perdido esas ni esa ilusión, y por ello sigue jugando a sus casi 50 años. Acaba de renovar un año más por el BM Guadalajara, por lo que mínimo prolongará su estancia allí hasta los 49.

Una carrera tan larga y exitosa solo se explica desde el trabajo y desde la constancia, y desde no perderle nunca esa pasión al deporte. Por ello lleva 30 años como jugador profesional, porque nunca se ha rendido y porque siempre ha mantenido en liza esas ganas por seguir haciendo historia. Esa devoción al balonmano, por el que ha entregado muchas cosas en su vida, le han llevado a embarcarse una y otra vez muchos proyectos, proyectos que nunca son el último, como el de su reciente renovación.

Hombrados junto a los árbitros de la Federación Madrileña de Balonmano

Twitter (@jjhombrados)

La grandeza de Hombrados y su vinculación con este deporte no solo ha roto barreras, si no que ha traspasado también los límites de la pista. Sin dejar de ser el portero del BM Guadalajara, ‘Joseja’ lleva sobre sus espaldas otro reto tan bonito como emocionante, ser el presidente de la Federación Madrileña de Balonmano, que, junto con la Real Federación Española, se trata de la institución que más hace por engrandecer este deporte y por darlo a conocer a aquellos que todavía no se han sentido atraídos por él.

A sus 48 años cumplidos en abril, a ‘Joseja’ le queda cuerda para rato, ya sea en la pista o en los despachos, pero siempre trabajando por y para el balonmano. Quien sabe si será capaz de rellenar su tiempo con algo que le guste tanto el día que decida dejarlo definitivamente, si es que ese día llega alguna vez.

Aunque sin duda no le faltarán ideas y nuevos proyectos, ya que, además de ser portero profesional y presidente de la Federación Madrileña, ‘Joseja’ es también Director de deportes de Institución SEK, una institución educativa fundada en 1892 que cuenta con nueve centros y más de diez mil alumnos. Así es José Javier Hombrados, un hombre ligado al balonmano y que nunca se detiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shell İndir Oyun Hileleri