Los mejores consejos para pagar menos por los recibos y ahorrar dinero en tiempos del coronavirus



T. S. V.MADRID
Actualizado:27/03/2020 02:36h
Guardar
Noticias relacionadas

El escenario económico a corto y medio plazo está lleno de sombras por la caída de la actividad que ha conllevado la crisis del coronavirus. El estado de alarma y el consiguiente cierre de negocios junto a paralización en muchas empresas, el aumento del paro y el estancamiento del consumo han conllevado una reducción drástica de los ingresos en multitud de hogares españoles. Ante esta situación, repasamos algunos consejos que nos ayudarán a ahorrar y proteger nuestro dinero en tiempos de coronavirus:

Subidas en el recibo de la luz

La factura de la luz se incrementará en hasta un 50%, unos 26 euros, durante el confinamiento, según cálculos realizados por Selectra. Para intentar gastar lo menos posible en esta partida, desde Bulb recomiendan controlar la temperatura del frigorífico, intentar no meter comida caliente en su interior, lavar la ropa con programas de temperatura por debajo de los 30 grados y utilizar el lavavajillas solo cuando esté lleno. Por su parte, el CEO de Watiofy, Arturo Cardenal, señala que es mejor cocinar en olla exprés o con tapa y apagar un poco antes de tiempo los guisos y asados para aprovechar la inercia térmica de los fuegos o del propio horno. Asimismo, recuerdan que hay que procurar aprovechar la iluminación natural e ir apagando las luces no necesarias; los programas de lavavajillas y lavadoras deben ponerse con temperaturas más bajas y en programas rápidos, añaden Cardenal.

También es un buen momento para revisar nuestra factura de la luz, la potencia o si nos compensa tener una tarifa con discriminación horaria, tal y como indica Cardenal. Para esto, podemos usar comparadores de tarifas de energía en plataformas web, donde además ayudan en el proceso de cambio de comercializadora eléctrica.

Más gasto en calefacción

Al pasar más tiempo en casa, necesitaremos encender la calefacción con más frecuencia. Por ello, tanto en tiempos de coronavirus como en situaciones normales, conviene recordar que programar una temperatura estable de 21°C es suficiente para tener una sensación de confort a lo largo del día. Por la noche, tal y como advierten desde el Instituto para la Diversificación y ahorro de la Energía (IDAE) es mucho más eficiente apagar la calefacción «ya que cuando estás acostado y arropado no es necesaria la calefacción y con 15-17ºC es suficiente para dormir confortablemente».

Devolución de la Renta

La campaña de la Renta puede suponer un ingreso extra para la economía familiar. Este es uno de los argumentos esgrimidos por el Ministerio de Hacienda para mantener el calendario de la declaración de la Renta a pesar del estado de alarma. Desde Hacienda han recalcado que cerca del 70% de las declaraciones salen a devolver y que las que salen a ingresar solo se empiezan a pagar a final de campaña». La declaración de la Renta se podrán empezar a confeccionar desde el 1 de abril y las devoluciones se comenzarán a emitir dos días después, el 3 de abril.

Reembolso de recibos

El importe por las actividades pagadas, pero no consumidas durante marzo, deberán ser reintegradas y este dinero también ayudará a nuestro bolsillo. El portavoz de la OCU, Enrique García, explicaba a ABC que el consumidor «tiene derecho al reembolso de la parte proporcional de las actividades no consumidas» por la paralización de clases, academia y gimnasios y cualquier tipo de actividad presencial. La compensación de marzo se podrá hacer mediante la devolución del dinero o el descuento en futuras mensualidades.

Además, la mayor parte de academias, colegios y centros infantiles ya están comunicando a sus clientes que no pasarán los recibos durante el mes de abril y mientras dure el estado de alarma.

Hipotecas y alquileres

Sin ingresos o con una reducción de los mismos por la crisis del coronavirus, abonar las cuotas de la hipoteca y el alquiler puede llegar a ser muy difícil. Por ello, dentro de su plan choque, el Gobierno está estudiando perdonar a los inquilinos el pago del arrendamiento durante dos meses, a la vez que contempla compensar por el 100% a los propietarios.

El Gobierno también ha aprobado una moratoria para los hipotecas para la vivienda habitual de los consumidores vulnerables. El primer requisito para solicitarla es que el hipotecado esté en paro o haya perdido más del 40% de sus ventas si es un autónomo o profesional. La banca tampoco podrá conceder esta medida de gracia a sus clientes si la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos no alcanzan el 35% de los ingresos netos de la familia.

Menos gasto en ocio

El confinamiento en nuestras casas ha conllevado, como es evidente, un menor gasto en actividades de ocio, como ir al cine o al teatro. También se ha reducido el desembolso destinado a comer en restaurantes, aunque algunos siguen registrando pedidos gracias al «delivery». Tambien compramos ahora menos productos de lujo y de bienes superficiales y en consecuencia, dedicamos nuestro presupuesto a adquirir articulos esenciales, como alimentos y productos de higiene, tal y como señaló ayer en una conferencia de prensa virtual, María Miralles, socia de Comercio y Bienes de Consumo de la consultora Oliver Wyman.

Proteger el dinero

Desde BBVA Mi Jubilación animan a planificar nuestro presupuesto durante los próximos mes incluyendo situaciones como que uno de los miembros del hogar se quede en paro o se sufra una disminución de los ingresos. En esta línea, los expertos de BBVA aconsejan la conversión en efectivo de todos los activos que sea posible y que necesitemos en caso de no poder afrontar nuestras facturas, reorientar nuestras inversiones hacia un perfil conservador y huir del riesgo y reconsiderar nuestro perfil de inversión dentro del plan de pensiones. Asimismo, se recomienda continuar con las aportaciones a estos planes si no se teme por el empleo y se mantiene el salario actual.

Temas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *