La tensa relación entre Raquel Bollo y su hija, Alma Cortés



ABCMadrid
Actualizado:14/02/2020 20:26h
Guardar
Noticias relacionadas

Raquel Bollo decidió abandonar su puesto de trabajo en «Sálvame» hace unas semanas después de enterarse de que su compañero Gustavo González había intentado filtrar una información muy comprometida sobre su pareja. Harta de este tipo de disgustos, decidió alejarse de los focos y centrarse en sus hijos mayores, Alma y Manuel Cortés, ambos a punto de ser padres cuando todo ocurrió.

Y es que no es la primera vez que Bollo recibe informaciones en directo sin haberlas consultado previamente con ella. Así, fue en su programa donde se anunció que su hija estaba embarazada, algo que le afectó mucho porque le estaba costando mucho digerir que su hija se convertiría en madre tan joven, a los 19 años. Lo mismo ocurrió con Manuel, que está esperando su priemer retoño con su novia, Junquera.

La televisiva está encantada con su primera nieta, Jimena, que nació hace tan solo unas semanas, pero en un principio estuvo en shock y muy disgustada con la noticia: «Lloré, me disgusté mucho, me cabreé. La veía muy joven». Ahora, Alma ha confesado la tensa relación que en ocasiones mantiene con su madre, debido a que tienen un carácter muy similar. «Con mi madre tengo mucha unión, aunque nos llevemos fatal porque somos iguales. Lo que pasó fue durísimo. Todo lo que sea público, además, duele el doble».

En cualquier caso, sabe que su progenitora siempre va a ser un gran apoyo, a pesar de que en más de una ocasión «tirara todo por la borda con una mala contestación». «Ahora que soy mamá, me doy cuenta de que despegarte por un segundo de un bebé tan indefenso, como mi madre tuvo que hacer con nosotros para irse a trabajar, es muy difícil», se sincera.

Temas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *