la empresa de Cuenca que se bebe a tragos la despoblación



Mariano CebriánSEGUIR
Actualizado:14/02/2020 10:49h
Guardar
Noticias relacionadas

Desafiando a las leyes de la física durante miles de años, a unos 30 kilómetros de Cuenca se encuentra el Tormo Alto. Esta enorme roca caliza en forma de seta, erosionada más por su parte inferior que por la superior, es el símbolo más famoso del enclave natural de la Ciudad Encantada y donde, según cuenta la leyenda, Viriato decidió ser enterrado a su muerte.

Pero Tormo es, además, la marca de una microcervecera artesana conquense que quiere abrirse un espacio en este sector y, ya de paso, erigirse como un baluarte contra la despoblación, problema que tanto acucia a la provincia de Cuenca. Así lo asegura Carlos Sevilla, uno de los cuatro socios de la empresa, quien explica a ABC que, aunque llevan varios años con este proyecto, es ahora cuando le han dado «un gran impulso para lograr una mayor estabilidad y más tirada de productos con el fin de llegar a más clientes».

Todo empezó en 2014, cuando cuatro amigos que no atravesaban por un buen momento laboral y con profesiones muy dispares -un marmolista, Andrés Gómez; un arqueólogo, Hipólito Ruiz; un abogado profesor, Carlos Poyatos, y un pintor, Carlos Sevilla- se lanzaron a la fabricación de cerveza artesana en el garaje de uno de ellos durante su tiempo libre. «Pero lo que comenzó siendo un hobby -cuenta Sevilla- ahora se ha convertido en todo un negocio. Después de muchos años peleando entre cacerolas, con unos recursos tecnológicos, financieros y mentales muy limitados, hemos llegado a un acuerdo con dos grandes empresas del sector cervecero de Cuenca».

Los cuatro socios de la empresa Cervezas Tormo, en sus instalaciones de Cuenca – Tormo

El primer acuerdo, señala el responsable de Comunicación y Diseño de Cervezas Tormo, ha sido con la conocida fábrica Cervezas Cuenca S.A., donde además actualmente trabaja el maestro cervecero Andrés Gómez «Andrakus», también conocido como «Señor Tormo 1». «Garantizamos de esta manera una calidad de cerveza insuperable, ya que contamos con las mejores manos, más toda la experiencia de esa prestigiosa cervecera y una maquinaria que en nuestra pequeña empresa sólo podíamos soñar. Hemos pasado del avión de papel a la NASA», afirma.

Y, por otro lado, el segundo acuerdo ha sido con una de las más grandes empresas de Cuenca, no sólo en la distribución de cervezas, sino también de otros muchos productos, como es «Moneda». Esto, en opinión de Sevilla, «nos garantiza poder cubrir la demanda de forma óptima y llevar Tormo donde antes sólo podíamos imaginar, regando toda la provincia con cerveza artesana conquense. Gracias a ellos, podremos atender a todos nuestros amigos y clientes como se merecen, haciendo realidad otro más de nuestros sueños».

Prueba de ese gran impulso, es que desde esta semana Cervezas Tormo cuenta con unas nuevas, amplias y modernas instalaciones dentro de Cervezas Cuenca, S.A./Dawat (Polígono Industrial Sepes. Carretera de Motilla. Calle Arcas, 40. 16003 Cuenca), que fueron inauguradas el pasado sábado. Allí acudieron para mostrar el apoyo institucional a este proyecto el delegado provincial de Fomento de la Junta de Comunidades, José Ignacio Benito Culebras, y el concejal de Movilidad, Servicios Públicos y Festejos del Ayuntamiento de Cuenca, Adrián Martínez Vicente.

El maestro cervecero de Tormo, Andrés Gómez, en la inauguración de las instalaciones – Tormo

Pero, sobre todo, y casi el objetivo más importante de Cervezas Tormo, lo que buscan sus responsables es «crear una imagen de marca conquense en la cual podamos apoyarnos todas las personas para crecer como ciudad y empresa», subraya Carlos Sevilla, quien dice que para ello apuestan por el consumo local como parte de la solución a la despoblación y el desempleo, abogando por la economía circular y reduciendo la huella de carbono al mínimo posible.

Según informa el responsable de Comunicación y Diseño de la empresa, desde la primera semana de febrero ya están en la calle los nuevos lotes de cerveza, empezando por las variedades clásicas más demandadas, «Irish Red Ale» (roja) y «Pale Ale» (rubia), y en torno a abril o mayo saldrán el resto de estilos. Entre ellos, se podrán encontrar una «Indian Pale Ale» (IPA, de doble lupulación), una «Imperial Stout» (negra) y una «Tropical Ale» (con papayá natural).

A juicio de Sevilla, «todas ellas tienen un sabor más puro y más estable, contando con un nuevo etiquetado más acorde a este momento de expansión del mercado». Estarán disponibles para hostelería y comercio a través del distribuidor, y al por menor en las tiendas de Cuenca o en su propia web: www.cervezastormo.com. Con todo ello, Cervezas Tormo confía en que este nuevo paso sirva para poder dar a sus amigos y clientes la cerveza y el servicio que se merecen: «inmejorable».

Temas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *