los momentos más ridículos de la Historia de los Goya



La performance del humorista consistió en colgarse en el escenario de los Goya con un arnés, junto al humorista Berto Romero, y recordar constantemente el tirón que sentían en sus partes íntimas. “Me está haciendo tope la polla con el arnés, perdonad, ¡me sudan las manos!”, señalaba Broncano. “Sabemos que es vuestro momento, pero ya va…”. Mientras, Laura Pedro apenas podía emitir su discurso. Era interrumpida una y otra vez por sus bufidos de incomodidad -por el dichoso arnés-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *