Cómico, de no ser penoso



El prodigioso genio judío ha descollado en todos los campos, incluido el humor. Los seis hermanos Marx nacieron a finales del XIX en el Upper East Side neoyorquino, hijos de inmigrantes: un sastre alsaciano y una madre de la Baja Sajonia, de familia de ventrílocuos y músicos de variedades. Fueron enrolados en compañías de vodevil en plena adolescencia. Bailaban, cantaban, y como concepto general, hacían el ganso. Una tarde de 1912 cayeron en un teatro de Marshall, la pequeña ciudad tejana que inventó el boogie-woogie. La actuación se vio interrumpida por un vocerío a las puertas, provocado por una mula enloquecida. El público salió en tropel a curiosear. Cuando retornaron a la sala, Groucho, de 22 años, comenzó a ridiculizarlos… Ver Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *