Iglesias pierde siete diputados en las provincias donde se presentó Errejón



Gregoria CaroSEGUIRMadrid
Actualizado:11/11/2019 03:14h
Guardar
Noticias relacionadas

Víctima de la división del bloque de la izquierda, Unidas Podemos obtuvo ayer 35 diputados y un 13 por ciento del censo. Datos que suponen siete escaños y un punto porcentual menos en comparación con el 28-A (42 y 14). Los diputados perdidos que se quedan por el camino son precisamente en siete provincias en las que Íñigo Errejón decidió presentar lista con Más País. Pero a pesar de la pérdida de representación y del desgaste de Pablo Iglesias, el partido morado consigue retener su suelo.

Iglesias aseguró ayer en rueda de prensa que se sentía «satisfecho» de haber alcanzado 35 diputados a pesar de las «circunstancias» en las que se celebró la repetición electoral. «Algunos soñaron que estas elecciones iban a servir para destruirnos», expresó en alusión al PSOE. «[Pero] para lo que sirvieron es para que la derecha se refuerce y tengamos una extrema derecha de las más fuertes de Europa», reprochó.

Los siete escaños perdidos en provincias donde competían contra las candidaturas de Más País fueron el segundo por Málaga, Cádiz, Vizcaya, Las Palmas y Alicante; y el sexto en Madrid y Barcelona. También perdieron el único que tenían por Huelva aunque se equilibró al sumar uno por Gerona. El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, fue quien asumió el papel más incisivo contra la fragmentación del bloque de izquierda. «Si no se hubiera producido la división de la izquierda con candidaturas como la de Más País es muy probable que esto no se hubiera producido», atizó Garzón.

Fracasó aun así el proyecto de Íñigo Errejón: no consigue grupo parlamentario propio al quedarse en un 2,4 por ciento del censo. Más País solo obtuvo tres diputados: dos por Madrid (el propio Errejón y Marta Higueras, mano derecha de Manuela Carmena cuando era alcaldesa de la capital) y otro por Valencia gracias a su coalición con Compromís (Joan Baldoví).

Iglesias escribe a Sánchez

El líder de Podemos reveló ayer que, una vez el resultado electoral ya era inevitable, le escribió un mensaje al candidato socialista, Pedro Sánchez, para subrayar que los españoles han votado para «que ningún partido pueda gobernar en solitario». Le ofreció un Gobierno de coalición de la mano de otras fuerzas políticas.

El bloque de PSOE (120), Unidas Podemos (35) y Más País (3) no alcanza la mayoría absoluta (suman 158 actas en total) y los socialistas vuelven a necesitar el apoyo de partidos de corte regionalista y nacionalista. «Le ofrezco a Sánchez un Gobierno de coalición sobre la base de los artículos sociales de la Constitución, donde cada fuerza política esté representada exclusivamente en proporción a los votos que tenga», manifestó Iglesias. «Después de las elecciones del 28-A era una oportunidad histórica, después de estas es una necesidad histórica», subrayó.

Iglesias pidió en julio una vicepresidencia y los ministerios de Sanidad y Consumo, Trabajo y Ciencia y Universidades. El PSOE contraofertó sin éxito con Vivienda y Economía Social, Sanidad, Asuntos Sociales y Consumo e Igualdad. La negociación finalizó con la abstención de los morados y un viaje directo a septiembre. Dos meses después, tampoco lograron el acuerdo. El PSOE evitó negociar la bicefalía con la premisa de que Iglesias ya la había rechazado antes. Los socialistas estaban convencidos de que unas nuevas elecciones desgastarían lo suficiente al partido de Iglesias para recuperar espacio por la izquierda. Se equivocaron en su cálculo. La negociación se retomará ahora con su bloque más debilitado.

Temas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *