Van a faltar mejillas



Un juez de Sevilla, David Candilejo, acaba de absolver a las tres mujeres que se sentaron en el banquillo por poner en la calle la «Procesión del coño insumiso», en la que chabacanamente imitaban un cortejo procesional de Semana Santa, con todos sus avíos y figuras (paso, penitentes, banda de música, damas de mantilla…) pero en el que en vez de a la Virgen se veneraba una vagina de tamaño gigante y se proferían gritos como «la Virgen María también abortaría». Además se ofrecía una particular versión del Credo donde se enhebraba una salmodia de frases soeces y ofensivas contra la religión católica, en clara burla con escarnio para quien reza esa oración. Y no se fueron a un polígono… Ver Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *