plagió artículos de «El País» y «XL Semanal»



SeguirEnrique Delgado Sanz@DelsanzSeguirJavier Chicote@ChicoteLerenaMadridActualizado:11/10/2019 00:10hNoticias relacionadas

La trama de las tesis plagiadas de la Universidad Camilo José Cela no se limitó al programa de doctorado de Economía, Empresas y Finanzas, donde consiguieron se doctoraron Pedro Sánchez o Concepción Canoyra. Fue más allá y extendió su influencia al Programa de Doctorado de Derecho. El 5 de octubre de 2012, un mes y medio antes de que Sánchez saliera de la UCJC con el «cum laude» bajo el brazo, el ahora profesor titular de la Universidad Politécnica de Cataluña Juan Manuel Soriano Llobera se sacó el doctorado de la mano de Adolfo Sánchez Burón, nexo de unión entre ambos programas como vicerrector de Investigación y jefe del área de posgrado, el cargo que ostentaba en esos años.

J. M. Soriano Llobera

La tesis de Soriano Llobera, miembro de la Real Academia Europea de Doctores, con sede en Barcelona, se titula «Prensa económica: ¿Ángel o demonio? De la democracia a la actualidad», y desconocemos qué relación guarda con el Derecho, departamento en el que se doctoró. Al margen de eso, contiene, como ha podido comprobar ABC, importantes plagios a medios de comunicación como «El País» o la revista semanal de Vocento, «XL Semanal». Fue dirigida por Sánchez Burón, que no tuvo reparos en guiar este trabajo pese a ser especialista en marketing. También jugó un papel decisivo en que esta tesis llegara a buen puerto, pese a las irregularidades, Alfonso Cebrián, experto en Economía, estrecho colaborador de Burón y parte del tribunal que dio el cum laude a Concepción Canoyra pese a tener una tesis plagiada. Cebrián fue el codirector de la investigación de Soriano Llobera.

Párrafos originales del artículo sobre Bloomberg de «XL Semanal», publicado en enero del año 2012, que el profesor plagió entero posteriormente – ABCUn fragmento en el que se comprueba cómo el profesor que se doctoró en la UCJC plagia el reportaje de «XL Semanal» – ABC

La UCJC, pese a las promesas de limpieza académica que hizo al consejero de Universidades de la Comunidad de Madrid, Eduardo Sicilia, la semana pasada, no ha facilitado a ABC la tesis del profesor Soriano. El profesor tampoco ha atendido a las llamadas y mensajes de este periódico para recabar sus explicaciones, pero ABC ha podido analizar el contenido de la tesis gracias al libro basado en la misma que publicó tras doctorarse.

Soriano calcó en su trabajo párrafos enteros de varios reportajes publicados en prensa. El 26 de junio de 2012, «El País» publicó un reportaje firmado por David Alandete -actual corresponsal de ABC en Washington- y Rosario G. Gómez que fue fusilado por el profesor. En el texto, los periodistas citan una conversación con el exdiputado del PSOE por Soria, Félix Lavilla y, meses más tarde, en octubre, Soriano elimina cualquier alusión a los protagonistas para incluir en su tesis el texto copiado y las declaraciones del político sin citar ni su nombre, como si todo fuera de su propia cosecha.

Fragmento de un artículo en El País firmado por David Alandete y Rosario G. Gómez que posteriormente plagió el doctor Serrano Llobera – ABCFragmento copiado por el doctor Serrano Llobera de un artículo de El País. Quita los entrecomillados y las citas del exdiputado socialista, Félix Lavilla – ABC

No cambió una coma; tampoco citó

El primer «XL Semanal» del año 2012 incluyó un extenso reportaje sobre el entonces alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, firmado por Darío Calabor y titulado «Míster Bloomberg quiere dominar el mundo». Con él, Soriano vuelve a repetir la operación. A nadie en la UCJC le pareció mal. Tomó, de arriba a abajo, todo el reportaje. Se trata de cuatro páginas que incluyó en su investigación sin citar. El profesor tampoco incluyó este texto periódistico en las referencias bibliográficas y tampoco se molestó en modificar una coma del mismo. Asumió, en un texto académico, todas las licencias estilísticas del periodista sin ningún rubor.

Nadie hizo preguntas al respecto. El tribunal pasó por alto irregularidades como esta, circunstancia que quizá se explique al comprobar que varios de los integrantes del comité evaluador están salpicados por otros escándalos de tesis plagiadas. Se trata de Francisco Javier Maqueda, que validó la tesis de Canoyra; y María Ángeles de la Morena Taboada, la profesora de inglés de la UCJC que dirigió el trabajo de Canoyra pese a no tener conocimientos sobre marketing.

Propiedad intelectual

Cabe añadir que, si estos plagios están presentes en la tesis, estaríamos hablando de una grave falta académica. Si son incorporaciones exclusivas al libro, del que Soriano dice tener todos los derechos de autor, el fraude académico pasaría al terreno de un fraude contra la propiedad intelectual, ya que el libro del profesor se comercializa. El libro especifica que se basa en la tesis.

Temas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *