Pinturas



SeguirIgnacio Ruiz-QuintanoActualizado:11/10/2019 00:05h

AKaraka, asesino («compromiso político», en la neolengua 2019) de, entre otros, el magistrado Tomás y Valiente, le han puesto en su pueblo una muestra de pinturas hechas en la cárcel.

De este asesino quedaba «ese aire vago de adormecimiento bizco que da el haber gustado excesivamente de la sangre» que Eugenio d’Ors viera en Lenin, y en su pueblo lo que se pretende es que quede «el artista», porque Karaka es… pintor, como Charles Manson («Fucking hippies!», en la de Tarantino), como Adolf Hitler…

-Me gustaba la diversidad del Mundo y un poco la bohemia, y de pronto vi claro que lo que yo deseaba era ser artista: pintor -le dice Hitler en Berlín al Caballero Audaz.

Bonifacio Alfonso, ogro

Disfruta gratis de la mejor opiniónRegístrate en ABC en unos segundos, es gratis, fácil y rápidoRegístrate ahora

Si ya estás registrado, Inicia sesión

Opiniones relacionadasABC PremiumContenido exclusivo para usuarios registrados en ABCLa CruzABC PremiumContenido exclusivo para usuarios registrados en ABCBloquismoABC PremiumContenido exclusivo para usuarios registrados en ABCMatarIgnacio Ruiz-QuintanoArticulista de OpiniónTemas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *