«Modern Family», un relevo generacional para no quedarse en la estacada


Después de once temporadas y más de 230 episodios, ha arrancado la cuenta atrás para el final definitivo de «Modern Family». Neox, cadena de Atresmedia que emite la serie en España, lanzó este miércoles el primer episodio de la undécima tanda de capítulos de la ficción, que será la última de la aclamada comedia, producida por Fox y que en Estados Unidos se retransmite a través de ABC.

Modern Family (V.O.S)

Ya han pasado diez años, así las cosas, del estreno de la aplaudida serie, que nada más estrenarse se convirtió en un auténtico reclamo entre la audiencia. No en vano, ha ganado más de una decena de Premios Emmy y un Globo de Oro a la Mejor Comedia y ha logrado encumbrar a varios de sus protagonistas. El ejemplo más claro es el de Sofia Vergara, convertida hoy en una estrella internacional gracias a su trabajo como Gloria en «Modern Family».

La ficción se presentó como una serie innovadora, con tramas familiares nunca vistas hasta entonces y un modelo de filmación un tanto singular: con los protagonistas combinando las escenas al uso con otras en las que hablaban a cámara –algo que ya se había visto antes, todo sea dicho, en la serie española «Qué vida más triste»–. A partir de ahí, la serie, que se centra en las vidas de tres familias vinculadas a través de Jay Prichett (el marido de Gloria, el personaje de Vergara y al que interpreta Ed O’Neill) no ha dejado de crecer.

Lejos de su mejor momento, sin embargo, «Modern Family» dirá adiós para siempre en esta undécima temporada. Una última entrega de episodios que pondrá su foco, cada vez más, en los «niños» de la serie, que ya no lo son tanto. Haley, el personaje de Sarah Hyland –la adolescente de la serie por excelencia– ya es mayor y ha sido madre de dos gemelos, a los que tratará de educar en esta nueva tanda de episodios, en la que volverá a casa de sus padres junto con su marido, Dylan (Reid Ewing). Entretanto, Manny (Rico Rodríguez), el hijo que Gloria tuvo con Javier (Benjamin Bratt), su expareja, y que ya está en la universidad tratará de hacer lo imposible para reconquistar a su novia.

Hace ya algún tiempo, por tanto, que «los niños» de «Modern Family» dejaron de serlo. La serie, por tanto, también centrará esta última temporada en cómo éstos siguen creciendo y afrontan los dramas propios de la adolescencia y juventud. En ese sentido, la pequeña Lily (Aubrey Anderson-Emmons), la niña vietnamita adoptada por Mitchell (Jesse Tyler Ferguson) y Cameron (Eric Stonestreet) es ya toda una mujer y se ha convertido un quebradero de cabeza tanto para ellos como para su abuelo Jay… que por otro lado ya es bisabuelo de los gemelos. Un montón de tramas abiertas, así las cosas, para prolongar la vida de una ficción que ha dado un salto generacional para no quedarse en la estacada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *