El Supremo permite al Gobierno exhumar a Franco cuando quiera



SeguirNati VillanuevaSeguirJuan Vicente Boo@juanvicentebooMadrid – El VaticanoActualizado:11/10/2019 02:58hNoticias relacionadas

El Gobierno ya tiene el camino allanado para trasladar los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos al cementerio de Mingorrubio-El Pardo. Al menos en lo que se refiere a los flecos que quedaban pendientes en el Tribunal Supremo, que ayer levantó la suspensión cautelar del decreto de exhumación que pesaba sobre tres recursos que quedan pendientes de resolución: los de la Fundación Franco, la Comunidad Benedictina de la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, y la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos.

Por si quedaba alguna duda, la Sección Cuarta de lo Contencioso-administrativo del Alto Tribunal dictó también una providencia en la que señalan que la sentencia que rechazó las alegaciones de la familia Franco el pasado 24 de septiembre es por sí misma «título legítimo» para llevar a cabo las actuaciones previstas en la Basílica del Valle de los Caídos, lo que significa que, por parte de la más alta instancia jurisdiccional del país, ya no hay obstáculos para que el Ejecutivo consume su plan electoralista. Los magistrados hacían esta aclaración en relación a la petición concreta de autorización para entrar en el recinto que el miércoles le había formulado la Abogacía del Estado ante la negativa del prior a permitir esa entrada. «El artículo 118 de la Constitución española obliga a todos a cumplir las sentencias firmes», apostilla la Sala.

Tanto el Vaticano como la congregación benedictina de Solesmes (Francia), a la que pertenece la Abadía del Valle de los Caídos, y por tanto, el prior Cantera, manifestaron ayer que no irán contra la ley y que acatarán lo decidido por los tribunales españoles.

Así, y como ya hizo su predecesor el pasado mes de enero, el nuevo portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, reiteró ayer que «la Santa Sede no se opone a la exhumación de Francisco Franco si así lo deciden las autoridades competentes». El mensaje es el mismo que el que dio el secretario de Estado, Pietro Parolin, a la vicepresidenta Carmen Calvo en su visita del 29 de octubre de 2018.

En el Vaticano hay un cierto asombro por el modo en que se prolonga y se complica el traslado de los restos mortales debido al torbellino de intereses políticos, la resistencia de la familia y el comportamiento del prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, desautorizado por su propia comunidad. El arzobispado de Madrid, la conferencia episcopal española y la orden de los benedictinos coinciden en que se respete la ley.

El prior se niega

El prior, por su parte, justifica su rechazo a autorizar la entrada en la Basílica a su carácter de lugar sagrado y a que el Tribunal Supremo no ha resuelto aún las alegaciones planteadas por la comunidad benedictina en su recurso, relacionadas con la vulneración de la libertad religiosa «al pretender actuar sobre una res sacra (sepultura) sin la preceptiva autorización eclesiástica».

A estas alegaciones se refirió precisamente el Supremo ayer, para decir que se resolverán en su momento y que levantar la suspensión cautelar del decreto de Pedro Sánchez que pesaba sobre este recurso no es más que la consecuencia lógica de haber hecho lo mismo con el que ha marcado el camino de este contencioso que está a punto de terminar: el de la familia de Franco, el recurso más complejo cuya desestimación ha marcado el camino de los tres restantes.

Pero la batalla de los Franco no termina aquí. El abogado de la familia, Luis Felipe Utrera, presentó ayer un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional al considerar vulnerado, entre otros, el derecho de la familia a dar sepultura al exjefe de Estado donde desee. El Supremo considera, sin embargo, que «el derecho de elegir el lugar de sepultura de los parientes no es ilimitado» y que «no estamos ante una inhumación de carácter privado».

En su recurso, cuyo registro en el Tribunal confirmó ayer ABC de fuentes del órgano de garantías, el letrado solicita medidas cautelarísimas para que se paralice la exhumación ante la inminente aprobación en el Consejo de Ministros, hoy o el próximo viernes, del acuerdo que permitirá la salida de los restos mortales de Franco del Valle de los Caídos. Si el TC cerrara esta vía, todavía les quedaría Estrasburgo.

Temas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *