Alemania sobrecogida por el atentado neonazi y antisemita de Halle


Con frialdad asesina y gestos calculados. Las imágenes del atentado antisemita que dejó este jueves dos muertos en la ciudad alemana de Halle resultan sobrecogedoras. Como en la masacre de Nueva Zelanda, el atacante, un joven neonazi, grabó y retransmitió en directo por internet sus acciones, en un vídeo que ha circulado entre miles de manos antes de ser borrado.

Los dos fallecidos podrían haber sido muchos más, pues el plan del atacante era masacrar a decenas de judíos que celebraban en una sinagoga el Yom Kipur. Sin embargo, no pudo entrar. Las puertas estaban cerradas por seguridad. En su lugar, mató a una mujer en la calle y a un hombre que comía en un restaurante turco, antes de ser herido y detenido por la policía.

35 minutos sobrecogedores retransmitidos en directo por Internet

Como en la masacre de marzo en dos mezquitas de Nueva Zelanda, donde un extremista de derechas mató a 51 personas en dos mezquitas, el atacante de Halle también se sirvió de una cámara, fijada a su casco, para grabar en directo el atentado.

Los 35 minutos del vídeo fueron retransmitidos por la plataforma de juegos en línea Twitch. Solo cinco personas lo siguieron mientras ocurría, pero las imágenes grabadas fueron compartidas por más de dos mil personas antes de ser borradas.

El joven neonazi, identificado por la prensa como Stephan B., es un ciudadano alemán de 27 años. Internet también le sirvió para publicar hace unos días un manifiesto antisemita en inglés en el que ya anunciaba su intención de atacar la sinagoga de Halle durante el Yom Kipur.

Condena de Merkel y temor de un resurgimiento del terrorismo neonazi

El frente político alemán, con la canciller Angela Merkel a la cabeza, ha condenado el atentado, que reaviva los temores de un resurgimiento del terrorismo neonazi en el país.

“Los ciudadanos de religión judía de nuestro país pueden estar seguros de que estamos con ellos de corazón y les expresamos nuestra solidaridad”, ha declarado el vicecanciller y ministro de finanzar Olaf Scholz.

La comunidad judía pide medidas de protección. Los ataques contra ellos han aumentado un 20 % en el último año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *