Un colegio obliga a un niño con autismo a estudiar en el baño



S.F.@abc_familiaActualizado:22/09/2019 17:59hNoticias relacionadas

Lucas es un niño de 11 años con necesidades educativas especiales. Pero no es tonto. De hecho, está furioso con su colegio después de que el centro le obligara a estudiar en el baño, trasladándole su pupitre a dicha estancia.

Su madre, Danielle Goodwin, no ha dudado en denunciar al Whatcom Middle School, el colegio de su hijo, situado en Bellingham, Washington (EE.UU.). Ha sido a través de Facebook donde la progenitora ha dado a conocer la injusticia que se ha cometido con su pequeño. La imagen de Lucas en el baño está dando la vuelta al mundo.

«Mi hijo tiene necesidades especiales, por eso era mejor que estuviera en un lugar muy tranquilo», comenta su madre en la publicación de la red social. Pero cuando advirtió al centro escolar de ello, no se refería a que a su hijo lo tuvieran que apartar de la clase y meterlo en un baño. «Esta era la solución de su profesor… Sí, ese es mi hijo en un baño. Sí, ese es el escritorio de mi hijo sobre un inodoro», comenta. Y es que en la foto que ha subido a la red social se puede ver al pequeño en dicha estancia, acompañado de su escritorio que habían situado encima de la taza del váter.

La profesora, para que el pequeño estuviera cómodo, facilitó a Lucas una colchoneta de camping y almohada «para que se echara la siesta…. en el suelo del baño», continúa la madre en su denuncia, que asegura que habló con la docente para que el pequeño trabajara en la biblioteca. «Dijo que no. Y también me aseguró que el baño estaba bien porque ‘no lo usan como un baño’».

Para Danielle Goodwin no hay excusas: «Mi hijo fue humillado, avergonzado y está disgustado por esta acción inhumana. Inmediatamente llevé a mi hijo a casa y no va a volver al centro. Cuando llegamos, le dio un ataque de ansiedad. ¿Cómo es posible que algo así esté bien?», pregunta.

La imagen de Lucas en el baño fue tomada por su progenitora. «Me sorprendió tanto que hice la foto porque no creía lo que estaba viendo», explica Danielle Goodwin a « KOMO». «No es un lugar apropiado para nadie, pero especialmente para Lucas con su condición PANDAS (trastornos neuropsiquiátricos autoinmunes pediátricos asociados con infecciones por estreptococos), ya que no puede estar cerca de gérmenes», declaró.

El centro escolar se justifica

Tal ha sido el revuelo, que la escuela ha emitido un comunicado de lo más curioso. «Todos somos conscientes de que los fondos estatales para las escuelas son limitados y, por tanto, las escuelas a menudo tienen un espacio limitado para satisfacer las necesidades educativas y socioemocionales de los estudiantes», explica Greg Baker, responsable del centro. Y continúa: «Siempre estamos buscando formas creativas de utilizar mejor nuestras instalaciones para satisfacer las necesidades de los estudiantes. Esta situación es un ejemplo de cómo el personal intenta buscar una solución para reutilizar temporalmente una estancia. Hasta donde sabemos, este lugar había sido utilizado como almacén, no como un baño activo».

El responsable considera que «esta idea está bien enfocada, pero al final no avanzamos con ella. Nuestro personal es increíblemente hábil, compasivo y dedicado. Se entregan todos los días para mejorar nuestra comunidad al servir a todos los niños, sin importar cuáles sean sus necesidades individuales. Como todos nosotros, incluido yo mismo, nuestro personal no es perfecto. Asumimos la responsabilidad, aprendemos y nos comprometemos a hacerlo mejor», concluye.

Estas palabras no han pasado desapercibidas para quienes han visto la imagen del pequeño. «No puedo expresar adecuadamente mi incredulidad y horror con las palabras de Greg Baker. Su respuesta comienza con un intento de justificar por qué eso estaba bien, y luego explica los problemas de financiación de la escuela y la buena intención de la idea. Lamento mucho que esto le haya pasado a tu hijo», comenta una usuaria de Facebook a Danielle Goodwin. Ella contesta: «Lamentablemente, el responsable no ha respondido a mi correo electrónico ni ha visto a mi hijo. Sin embargo, parece tener tiempo para responder a los correos electrónicos de todos los demás y publicar comunicados. Es preocupante y triste que los responsables estén más preocupados por su imagen que por el niño».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia

Temas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *