Miles de albaneses pasan la noche al raso tras el terremoto


Miles de albaneses han pasado la noche al raso por temor a las réplicas del terremoto que golpeó el sábado el país. El seísmo, que alcanzó los 5,8 grados en la escala abierta de Richter, dejó más de 100 heridos y provocó daños materiales en cerca de 400 viviendas y edificios entre Tirana, la capital, y la ciudad portuaria de Durres. Una de sus réplicas rozó los cinco grados de la misma escala.

El terremoto, que se llegó a sentir en la isla griega de Corfú, tuvo su hipocentro bajo el mar, a unos 10 km de profundidad, y a unos 30 km de la costa de Durres.

El primer ministro albanés, Edi Rama, que estaba camino a Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU, canceló su viaje y regresó para reunirse de emergencia con su gabinete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *