La reanimación de la enferma neurodegenerativa ingresada en el Hospital Príncipe de Asturias «no va en contra del código deontológico»



María Lozano@marialozroMadridActualizado:11/07/2019 15:00hNoticias relacionadas

La reanimación (RCP) de María Teresa, una enferma neurodegenerativa ingresada en el Hospital Príncipe de Asturias Alcalá de Henares, «no va en contra del código deontológico ni es encarnizamiento terapéutico porque no va a sufrir». Así lo ha afirmado Polonia Castellanos, abogada y presidenta de la Asociación Española de Abogados Cristianos la mañana de este jueves en los Juzgados de Plaza Castilla (Madrid).

La responsable, en representación de la familia de la afectada ha explicado que «como los médicos del centro no tenían intención de reanimarla no le daban información médica a la familia», que los sanitarios comunicaron a los hermanos de María Teresa que una RCP no beneficiarían su situación y que mantenerla con vida «era muy caro».

A petición de la familia, Abogados cristianos acudió a la vía judicial para «salvar la vida de María Teresa». Este miércoles el juzgado de guardia de Alcalá de Henares emitió un auto en el que ordenaba al hospital a proceder a la reanimación si fuese necesario. «Desde la asociación celebramos la resolución judicial por la que se mantiene con vida a María Teresa, es una persona con una vida totalmente digna, una persona que quiere vivir y que su familia quiere que viva», ha declarado Castellanos.

«María Teresa es una persona que representa a muchos pacientes que están en su misma situación, con una vida digna», ha señalado la abogada

Esta resolución judicial está basada en el dictamen de un facultativo que ha ido a ver a María Teresa y «ha afirmado que evoluciona de forma favorable y que es recomendable una RCP, cosa que los médicos del hospital de planta se oponían», ha explicado la presidenta. Castellanos ha insistido en que la mujer no está sufriendo y que tampoco lo haría con la técnica de reanimación, ya que se la seda.

Tres días para recurrir

El centro tiene tres días para recurrir el auto en reforma o apelación. En caso de que lo hagan, la asociación ha advertido de que «seguirá luchando por su vida». Aun así, la presidenta ha señalado que le parecería «tremendo que se obstinasen en contra de un examen facultativo para acabar con la vida de una persona que quiere seguir viviendo».

«María Teresa es una persona que representa a muchos pacientes que están en su misma situación, con enfermedades neurodegenerativas, con problemas neurológicos, con una vida digna igual que la de cualquiera de nosotros», ha recalcado la abogada. Según la presidenta, María Teresa siente, tiene una vida «perfectamente digna. Necesita ayuda para las actividades básicas de la vida diaria, pero hay muchas más personas en su misma situación y que quieren seguir viviendo».

«Si una persona no deja un testamento vital no significa que haya que liquidarla», ha explicado Castellanos

Además, Castellanos considera que si la eutanasia estuviera legalizara en España no habrían podido obtener las medidas cautelares a pesar de la Voluntad de María Teresa y su familia. «Esto es algo que no podemos permitirnos cuando además en Holanda casi 500 personas, en lo que va de año han muerto en contra de su voluntad por practicarles la eutanasia. No sin su consentimiento, sino en contra de su voluntad. Por ello, hay que defender la vida hasta el último momento, hay que invertir en cuidados paliativos», ha insistido.

De momento, la familia –que no quiere hacer declaraciones- no se ha planteado cambiarla de hospital. A juicio de Castellanos «no tienen por qué». «El hospital público lo pagamos todos, también María Teresa y su familia, y ellos quieren que siga viviendo y es una técnica que un médico ha dicho que se puede realizar», ha zanjado.

María Teresa, que sufre la enfermedad desde hace ya 20 años, no ha dejado ningún testamento vital, pero su familia asegura que su voluntad es vivir. Aun así, «si una persona no deja un testamento vital no significa que haya que liquidarla, significa que hay que velar por su vida. Afortunadamente la Constitución nos protege en el Artículo 43 y dice que hay que proteger la vida, no la muerte», ha concluido Castellanos.

Temas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *