Un guardia civil se suicida tras disparar a su mujer, que resultó herida, en Ceuta



Un agente de la Guardia Civil se ha suicidado disparándose en la vivienda que compartía con su mujer, a la cual tiroteó repetidamente y que ha resultado herida, aunque su vida no corre peligro. La mujer recibió dos impactos de bala, uno en cada pierna.

Fue trasladada en una ambulancia hasta el Hospital Universitario de la ciudad, donde permanece ingresada. Identificada como M.A.L., de 41 años, presenta un impacto en el muslo izquierdo y otro en el muslo derecho, ambos con un orificio de entrada y salida, y se encuentra estable y con buena respiración.

Los facultativos han destacado que las heridas no presentan complicación, aunque será necesaria su derivación a cirugía para recibir puntos de sutura.

Mientras tanto, el guardia civil, identificado como B.A., de poco más de 30 años, murió prácticamente en el acto de un disparo en la cabeza, por lo que los médicos desplazados hasta la vivienda no pudieron hacer nada por salvar la vida del agente.

La Policía Nacional de Ceuta constató que la mujer no había presentado ninguna denuncia por violencia machista, a pesar de que el caso se ha encuadrado en este delito. Las primeras hipótesis apuntan a una fuerte discusión entre la pareja como el desencadenante de los posteriores disparos del hombre, el cual utilizó su arma reglamentaria de agente de la Guardia Civil.

El fallecido trabaja en el puerto de Ceuta y varios familiares del mismo se personaron en el lugar para que depusiera su actitud antes de quitarse la vida de un disparo en la cabeza.

El cuerpo fue trasladado cerca de las nueve de la noche al tanatorio municipal

Según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Ceuta, el suceso se produjo sobre las 17:30 horas en la barriada de Los Rosales, al parecer tras una discusión entre el matrimonio.

El hombre, un agente de la Guardia Civil destinado en la unidad del puerto, ha hecho uso de su arma reglamentaria y ha disparado contra su mujer en el interior de la vivienda.

Los disparos se han producido cuando en la casa se encontraban los dos hijos del matrimonio, uno de unos 6 meses y el otro de 4 años.

El fallecido, que en un primer momento se atrincheró dentro de la vivienda, optó por quitarse la vida ante la llegada de los efectivos de la Policía Nacional, los cuales habían acudido al lugar alertados por los vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *