Hong Kong, paralizado por las protestas


Con la ciudad de Hong Kong paralizada por las protestas, el Consejo Legislativo ha decidido posponer la segunda lectura del polémico proyecto de Ley de Extradición.

Miles de personas se han concentrado en los alrededores de la sede del Legislativo, blindada por la policía, y cortado la circulación en las principales arterias del centro.

Según la prensa de Hong Kong, en una de las calles la policía desplegó una bandera que rezaba “dispersáos o disparamos”, `lo que ha aumentado aún más la tensión.

En contraste con el color blanco elegido para la masiva manifestación del pasado domingo, el negro domina en la concentración de este miércoles. Muchos llevan mascarillas para evitar ser reconocidos, pero también para protegerse del gas pimienta.

“Tenemos muchas formas de proteger Hong Kong. Podemos cantar, podemos bailar, podemos aplaudir y hacer oír nuestra voz. Espero que la jefa de gobierno, Carrie Lam, pueda detener el sufrimiento del pueblo”, dice un manifestante.

El polémico proyecto de ley pretende autorizar las extradiciones desde el antiguo territorio británico a China continental. Empresarios, periodistas y buena parte de la población se han puesto en pie de guerra porque temen que la medida acabe sirviendo para que los activistas locales y los disidentes sean enviados a China para ser juzgados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *